Archivos mensuales: octubre 2015

Materiales Elásticos

En la Impresión 3D no todos los materiales que se emplean son rígidos. Existen algunos con mayor o menos elasticidad que otros, que se pueden estirar , comprimir y tener aspecto gomoso. Los más conocidos son el nylon, filaflex, hard rubber y ninjaflex, que nos permiten realizar impresiones de piezas más o menos elásticas dependiendo del uso que queramos darle.

Suelen ser materiales más complejos a la hora de imprimir,  no se pueden emplear altas velocidades de impresión (filaflex, ninjaflex), algunos de ellos no sirven para la impresión de piezas voronoi (filaflex, ninjaflex, hard rubber), otro es delicada su adhesión a la cama caliente (nylon), pero una vez controladas las limitraciones son materiales muy útiles con resultados sorprendentes de impresión.

 

Cómo oxidar piezas impresas con filamento de bronce

Dentro de los nuevos filamentos que han aparecido en el mercado para la Impresión 3D, están los que tienen en su composición materiales metálicos: bronce, cobre, acero inoxidable y latón.

La apariencia final después de la impresión no suele ser metálica a simple vista. Para conseguirlo hay varias maneras:

  • Lijar con lijas para metal
  • Usar cepillos con púas metálicas
  • Bruñir con algodón de aluminio

Esta es la manera normal de acabado para este tipo de materiales.

Si  queremos darle otro aspecto a las piezas, más antiguo, con una pátina de óxido con diferentes tonos de color hay una manera de conseguirlo. Una vez que a la pieza la hemos bruñido como hemos dicho anteriormente, lo que debemos hacer es pulverizar sobre la misma alguna de las diferentes pátinas que venden en el mercado para oxidar metales. Debemos hacerlo en varios pasos y pulverizando poca cantidad cada vez, de esta manera y con un poco de práctica, conseguiremos unos resuiltados sorprendentes.

En el siguiente vídeo, el ejemplo es sobre una pieza impresa con filamento de bronce, pero puede emplearse con cualquiera de los de metal. Sólamente debemos comprar  las  pátinas para el metal que vayamos a usar en la impresión. Con un poco de práctica, se consiguen resultados sorprendentes.